10 Remedios Caseros para el Dolor de Cabeza

98
0

Sin embargo hay muchos que inmediatamente buscan píldoras o pastillas para apaciguar la molestia. Pero si tienes mucho que hacer y no hay tiempo para una siesta, o no te llama la atención tomar medicamentos tradicionales, aquí te dejo 10 remedios caseros para calmar tu dolor de cabeza. Pruébalos todos para ver cuál te brinda el alivio más rápido y completo.

Anuncios

Aquí están los 10 mejores remedios para el dolor de cabeza:

Aceite de menta o hierbabuena

La menta contiene una sustancia muy conocida llamada mentol. El olor agradable del mentol ayuda a abrir los vasos sanguíneos tapados que pueden ser los causantes de la dolencia. Para preparar este remedio, mezcla tres gotas de aceite esencial de menta en una cucharada de aceite de almendra, aceite de oliva o agua.  Ahora, hazte masajes ligeros en la frente y en la sien con la mezcla. Ten cuidado que no te caiga en el ojo.

Además, puedes agregar tres gotas de aceite esencial de menta a una olla pequeña que contenga agua hirviendo.  Basta con inhalar el vapor durante algunos minutos para sentir alivio.

Hielo

El frío de una bolsa de hielo puede disminuir la inflamación que podría ser causante de ciertos dolores de cabeza. Igualmente, todos sabemos que el hielo entumece y esto evita que se sienta el dolor.

Puedes hacer una de estas dos cosas:

  • Pon una bolsa de hielo en la parte de atrás de tu cuello para aliviar la migraña.
  • Sumerge una toallita en agua helada y ponla en tu frente durante algunos minutos.

Tomar agua

Así de sencillo. Muchos estudios han demostrado que los dolores de cabeza pueden ser producto de la falta de agua. Todos sabemos que tanto el café como las bebidas gaseosas y el alcohol tienen un efecto deshidratante. Esto puede provocar molestias. En ocasiones basta con tomar suficiente agua para aliviar un malestar en la cabeza. Si no te encanta el sabor del agua, también sirve comer vegetales y frutas con un alto contenido de agua. Nos referimos a sandías, pepinos, apio, melones, etc.

Te de albahaca

La albahaca no sólo es una planta aromática. Se ha comprobado que es un relajante natural práctico. Si tu malestar es provocado por tensión muscular este remedio te aliviará, pues tiene un efecto tranquilizante y analgésico.

Para preparar el te, pon tres o cuatro hojas de albahaca en una taza con agua hirviendo. Cubre la  taza y deja en reposo durante algunos minutos. Si quieres, puedes agregar un poco de miel de abeja orgánica para endulzar antes de tomarlo lentamente.

Otra opción que también alivia la jaqueca consiste en agregar unas gotas de aceite de albahaca a una olla con agua hirviendo, luego inhalar el  vapor durante unos minutos.

Algunas personas han reportado que masticar las hojas de albahaca también les ha funcionado para aliviar el dolor.

Baño frío y caliente

Cuando estés en el baño, deja que el agua fría caiga sobre todo tu cuerpo durante dos minutos y luego cambia repentinamente a agua caliente. Eso sí, asegúrate de que esté a una temperatura tolerable porque no queremos que te quemes la piel. Continúa alternando entre ambas temperaturas para estimular tu sistema circulatorio. Esto logrará que más oxígeno llegue a tu cabeza y aliviará la cefalea.

Postura de gato

También conocida como marjaryasana, esta posición es muy popular en yoga y es utilizada para aliviar la tensión en la parte superior del cuerpo. Además de eso, se dice que calma la mente y mejora la circulación.

Técnica:

Anuncios
  • Arrodíllate en cuatro patas, con las manos separadas a la anchura de los hombros y las rodillas a la anchura de las caderas.
  • Respira profundo, llenando tus pulmones.
  • Ahora bota el aire lentamente mientras arqueas tu espalda y bajas la cabeza, llevando la barbilla al pecho.
  • Llena tus pulmones una vez más mientras arqueas la espalda y levantas la cabeza para mirar hacia arriba.

Continúa haciendo este ciclo durante 30 segundos.

Masaje muscular con pimienta cayena

Aunque primordialmente se usa la cayena como especia, esta pimienta roja estimula la circulación, acelera el metabolismo y  reduce la acidez. La cayena contiene una sustancia poderosa llamada capsaicina que es muy útil en el tratamiento de la inflamación y el dolor.

Para preparar el aceite para masajes necesitarás:

Un frasco de vidrio y una olla suficientemente grande para que quepa el frasco en baño maría.

  • 2 cucharaditas de cayena en polvo
  • ½ taza de aceite de coco
  • 15 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 15 gotas de aceite esencial de menta
  • 2 cucharaditas de cúrcuma o jengibre en polvo

Vierte el aceite de coco en el frasco y ponlo dentro de una olla al fuego con dos pulgadas de agua. Cuando el aceite de coco quede líquido, agrega la cayena y la cúrcuma (o jengibre). Mezcla suavemente y remueve del fuego. Una vez que se haya enfriado, agrega los aceites esenciales.

Utiliza esta mezcla para darte un masaje relajante por todo el cuerpo, especialmente cuello y hombros. Mantén tus manos alejadas de tus ojos porque la cayena pica bastante.

Acupresión

Esta técnica es muy útil si estás en la calle y necesitas un alivio rápido y sutil.  Trata de aplicar presión firme durante dos o tres minutos sobre las siguientes áreas de tu cuerpo:

  • Entre las cejas
  • Entre tu primer y segundo dedo (pulgar e índice)
  • Entre tu primer y segundo dedo del pie

Esto ayudará a que la energía fluya hacia tu cabeza y alivie el dolor.

Si te es posible, programa una cita con un acupunturista.

Vinagre de manzana

Muchos aseguran que tomar un vaso de agua con dos cucharaditas de vinagre de manzana tres veces al día, ayuda a deshacerse de un molesto dolor de cabeza o una migraña persistente.

Otra técnica consiste en combinar partes iguales de agua y vinagre de manzana en una olla y permitir que hierva. Luego inhala los vapores hasta que la molestia desaparezca.

Aromaterapia con lavanda

Llena una olla pequeña con agua y agrega cinco gotas de aceite esencial de lavanda. Moja una toallita con el agua y póntela en la frente y el cuello. El olor agradable de la lavanda no solo te relajará, si no que aliviará tu dolor de cabeza.

Los dolores de cabeza son bastante comunes. No tienes que alterarte cuando te suceda, pero tampoco debes sentarte pasivamente a esperar que desaparezca por su propia cuenta.  Sabemos que pueden ser provocados por varios factores diferentes y la mayoría no son motivo de preocupación. Muchas veces, es la manera en que el cuerpo nos indica que necesitamos tomar un receso, disminuir la velocidad y relajarnos un poco.

Save

The post 10 Remedios Caseros para el Dolor de Cabeza appeared first on Naturísima .

Anuncios