Una mujer de 87 años cambió su postura y su vida gracias al yoga

111
0

Anuncios

No obstante, personas sin límite y con deseos de mejorar su calidad de vida nos han demostrado que cualquier edad es buena para luchar por estar mejor.

El caso más reciente se dio con una anciana de 87 años que, a pesar de padecer algunas enfermedades crónicas, tomó la decisión de aprender yoga como terapia para sus dolencias.

Su historia ha dado la vuelta al mundo y ha ratificado tanto los beneficios de esta disciplina como la capacidad que tienen los adultos mayores para ejercitarse.

La historia…

Mujer-yoga1

Anna Pesce, la protagonista de esta historia, comenzó a cambiar su estilo de vida a los 86 años, tras buscar un método eficaz contra la cifosis grave que la aquejaba.

Esta condición la mantenía con la espalda curvada todo el tiempo y, poco a poco, le fue formando una joroba, que se acompañaba de dolor.

La enfermedad, que apareció como resultado de una combinación de escoliosis, osteoporosis y hernia de disco, limitaba su movimiento y la hacía sentir más cansada.

No olvides leer:  Licuado de higos para tratar la osteoporosis: ¡Muy medicinal!

Y, aunque la padecía desde hace algunas décadas, Anna no dejó de buscar algún método para sobrellevar los síntomas sin afectar su calidad de vida.

Desde que fue diagnosticada por primera vez, nuestra protagonista se sometió a terapias como la acupuntura, ejercicios con fisioterapeutas y osteopatía.

Sin embargo, aunque estos le calmaban el dolor, nunca fueron suficientes para que se volviera a sentir plena y saludable.

Pero todo cambió cuando tomó la decisión de darle una oportunidad a las clases de yoga.

Mujer-yoga

A pesar de que algunos consideraron que no era una práctica adecuada para su edad, la profesora Rachel Jesien, especialista en yoga para la recuperación, la motivó e inició sus clases una vez por semana.

Anna pudo sentir poco a poco una mejoría al caminar y, en cuestión de un mes, volvió a dar pasos sin sentir dificultades.

En dos meses sus dolores comenzaron a desaparecer y tras un año de clases regulares ahora ha decidido practicarlo todos los días.

A sus 87 años ya no tiene la espalda  encorvada , recuperó la movilidad de una forma considerada por muchos “milagrosa” y está más vital que nunca.

Anuncios

yoga-anciana

Con su recuperación busca dar un mensaje esperanzador para todos: nunca es tarde para comenzar a hacer cosas que nos cambien la vida.

Además, su caso deja claro que cada persona es diferente y, por lo tanto, ante sus enfermedades debe estar dispuesta a encontrar el mejor tratamiento para su caso.

Si bien hay múltiples terapias y remedios, en ocasiones lo que les hace bien a algunos no es lo mejor para otros.

Si experimentamos y analizamos en profundidad las necesidades de nuestro cuerpo podemos encontrar lo más adecuado para mantenerlo saludable muchos años.

¿Quieres conocer más? Lee:  Cómo practicar yoga en casa

Acerca del yoga…

mujer practicando yoga

Más que una práctica u ejercicio, el yoga se considera como un estilo de vida saludable que cura, cuida y fortalece tanto el cuerpo como la mente.

Practicado en la India desde hace cientos de décadas, se ha convertido en una de las disciplinas de acondicionamiento físico y espiritual más populares de todos los tiempos.

Aunque en el hinduismo el yoga hace parte de su tradición religiosa, espiritual y cultural, el sistema como tal ha traspasado fronteras y se ha convertido en una terapia para la salud.

Cada sesión de yoga puede durar entre una hora u hora y media, aunque algunos lo practican durante menos tiempo.

Las posturas suelen venir acompañadas de ejercicios de respiración y diferentes grados de dificultad.

La mayoría de las clases inician con un breve calentamiento llamado “saludo al sol” que comienza de pie y poco a poco desciende para calentar los músculos y las articulaciones .

La sesión finaliza con una relajación completa que dura entre 10 y 15 minutos, la cual pretende devolver la calma al cuerpo y la mente.

El yoga se puede practicar en un centro especializado o de acondicionamiento físico. Los principiantes deben estar supervisados por un experto, ya que una mala postura puede conducir a lesiones.

Tras dominar las posturas y aprender las técnicas correctas, cada uno puede hacerlo de forma individual, sin importar el lugar en que se encuentre.

¿Te animarías a incorporar esta disciplina en tu vida?

The post Una mujer de 87 años cambió su postura y su vida gracias al yoga appeared first on Tipsdevida.net .

Anuncios